Categoría: Evolución

Las diferencias entre el cerebro masculino y femenino fuente de discusión en la pareja

Quien no ha tenido alguna discusión con su pareja, motivo que quizá le haya traído hasta aquí en busca de una solución, pues bien, para encontrar esa solución nos remontaremos algún tiempo atrás. 
Algo tan sencillo como discutir sobre cuál de los dos tiene razón en un “determinado debate” tiene como base las diferencias en las estructuras cerebrales de ambos sexos. Hagamos una breve introducción sobre el origen de esas diferencias.

hombre y mujer
Fotografía realizada por un amigo. Si te gusta haz clic en  este enlace. MUCHAS GRACIAS IVANOV.




Nos referimos a por qué a los hombres y a las mujeres se nos dan bien unas cosas u otras. 
Situémonos en el vientre de nuestra madre, a partir de la novena semana de gestación, para ser más exactos, ya que hasta la semana octava todos lo embriones son biológicamente femeninos. Allí es donde nuestro cerebro forma sus estructuras al ser expuesto a más o menos sustancias biológicas, algunas creadas por el cuerpo de la madre y otras por los órganos del embrión. Una de estas sustancias es la testosterona y será de vital importancia la cantidad  y el tiempo de exposición a ella para determinar si un cerebro tendrá una estructura masculina o femenina.





En el caso del cerebro femenino predomina la materia blanca, compuesta de los axones de las neuronas (establecen las conexiones entre neuronas), y en el masculino predomina la materia gris (gobiernan la información que se transporta hasta el axón), que son los cuerpos neuronales.

Esta diferencia hace que el cerebro femenino sea más bueno en unas situaciones que el masculino y viceversa. Pongamos un ejemplo en como el cerebro femenino es capaz de mantener la atención sobre dos cosas al mismo tiempo, con las limitaciones que tiene una tarea de atención dividida, ya que sus conexiones son más rápidas debido a la mayor cantidad de materia blanca que actúan como vías de comunicación, cosa que en el cerebro masculino, esa comunicación es más “lenta”.

El cerebro masculino es más propenso a coger el mando de la televisión y cambiar de canal con tal de no ver los anuncios, en cambio al cerebro femenino parece no importarle ver la publicidad. No es algo que se haga por fastidiar en ninguno de los dos casos, por eso, es necesario armarse de paciencia para no saltar ante un hecho como este.

Cuando una persona con cerebro femenino se dirige a otra con cerebro masculino, suele haber cierta controversia. Quién no se ha visto envuelto en una situación como la siguiente:

  • Pero, ¿me estás escuchando?
  • Eh….sí….
  • ¿Que te acabo de decir?
  • Pues eso….lo de que……
  • Lo ves, siempre haces lo mismo

Analicemos esta situación. En primer lugar, tenemos una pregunta pidiendo una respuesta para comprobar la atención mostrada por uno de los miembros de la pareja, en este caso, la persona con cerebro femenino se dirige al portador del cerebro masculino mientras va conduciendo, de ahí que no se haya enterado de la conversación. A continuación vemos como el cerebro femenino hace uso del adverbio “siempre”. Normalmente, el cerebro femenino usa este tipo de adverbios de tiempo para enfatizar el momento presente, para nada más, sin la intención de echar nada en cara (Pease y Pease, 2008). El cerebro masculino interpreta este “siempre” poniéndose a la defensiva diciendo eso de: ¿Siempre? No, siempre no hago lo mismo, estaba escuchándote pero….. 

Y como esta escena podemos enumerar multitud de situaciones semejantes, en las que cada sexo tira hacia su lado, defendiendo sus razones desde su propio punto de vista, punto de vista que se asemeja a un puzzle formado a partir de varias piezas, entre los que destacamos los esquemas y sesgos cognitivos propios de cada persona, además de influir la forma en que nuestros cerebros interpretan esos hechos, debido a las diferencias estructurales que antes mencionamos.

Por lo tanto, cuando tu pareja parece no escucharte mientras está conduciendo, cuando te pida algo de sensibilidad y comunicación, cuando critique tu forma de conducir, cuando no sea capaz de encontrar algo que necesite en un cajón o simplemente cuando se deje la tapa del inodoro abierta, piensa que quizá no lo haga de forma intencionada y sea una reacción simple “ordenada” por su cerebro, porque si hay algo que nos hace humanos es la comprensión hacia nuestros semejantes y más aún hacia una persona a quien queremos tener a nuestro lado y compartir nuestro tiempo.

Debido a estas diferencias, que no hacen ni mejor ni peor a ninguno de los sexos, simplemente somos tan distintos pero a la vez tan iguales, siempre se van dar este tipo de situaciones, pero de cada uno de nosotros depende el usar nuestro sentido común para hacer de nuestra relaciones un sitio donde vivir de forma plena y compartir una vida llena de emociones, sensaciones y momentos agradables.



D.A.J.



Fuentes: 
Pease, A., Pease, B.(2008) PORQUE LOS HOMBRES NO ESCUCHAN Y LAS MUJERES NO ENTIENDEN LOS MAPAS. Planeta.
Fotografía: https://www.flickr.com/photos/124314991@N06/15599060572/in/photostream/

Abraham Maslow y su pirámide de necesidades

El ser humano es un animal que ha desarrollado unas capacidades superiores a nivel cognitivo que nos ha conducido a ser uno de los organismos que pueden influir en su entorno de una manera diestra. 
evolucion hombre

Para llegar a este punto, nuestro cerebro ha sufrido una “metamorfosis” convirtiéndose en el órgano más complejo del cuerpo. La cuna de la inteligencia humana está en este órgano, tan apreciado, debido a la aparición de necesidades diferentes y más complejas que la mera supervivencia. Nuestra vida en sociedad, como animales gregarios e hipersociales que somos, también ha aportado su granito de arena a esta evolución.


foto abraham maslowPues bien, para describir esas necesidades que con el paso del tiempo se han vuelto tan complejas, un psicólogo estadounidense llamado Abraham Harold Maslow (1943) quien expuso una forma muy elegante de definir la necesidades del ser humano. Nos referimos a la famosa jerarquía de necesidades o más comúnmente conocida como la pirámide de Maslow

Este psicólogo es considerado uno de los padres de la psicología humanista, que centra su objeto de estudio en el bienestar del ser humano y no tan centrado en el conductismo, que hasta esa fecha imperaba en el estudio de la mente humana.

Con esta jerarquía, Maslow clasificó en cinco “escalones” las necesidades que tiene que cubrir una persona para poder llegar a desarrollarse plenamente.

En el siguiente esquema podemos ver los cinco niveles en que Maslow clasifica los niveles:

Según este autor, para poder subir al siguiente escalón, empezando desde la base, es indispensable cubrir las necesidades del nivel inferior, por lo tanto, para llegar a buscar la aceptación social, sería necesario tener cubiertos los niveles inferiores. 

Pero este requisito no es del todo cierto, lo que ha sido demostrado por otros investigadores posteriores a Maslow (Lachman, 1973). Según esta autora, la teoría de la motivación tiene un vacío científico y es que no existe evidencia empírica, es decir, no ha sido comprobada con el método científico. Esa es la gran traba de la pirámide de Maslow, lo que hace que sus detractores tengan donde aferrrarse.

No obstante, sigue siendo una de las teorías más conocidas y estudiadas en el ámbito académico, empresarial, laboral, etc.

Está claro que la teoría original que expuso Maslow tiene carencias pero algo que la hace vigente es su robustez ecológica, es decir, el uso que tiene fuera del laboratorio de experimentación.





Fuentes: http://filosofia-y-ciudadania.wikispaces.com/

Documental sobre Santiago Ramón y Cajal. La doctrina de la Neurona

A todos nos suena de algo el nombre de Ramón y Cajal, nombre de uno de los científicos más importantes que ha existido en el mundo. Pero, ¿sabemos realmente lo que hizo este hombre para ser reconocido internacionalmente?
ramon y cajal
Santiago Ramón y Cajal


Pues bien, Santiago Ramón y Cajal, nació en Navarra (España) en el siglo XIX, estudió medicina en la Universidad de Zaragoza. Participó en la guerra de Cuba como médico. 
Más tarde, cuando se hubo licenciado del Ejército, montó un pequeño laboratorio donde empezó a desarrollar sus estudios histológicos (estudios sobre los tejidos orgánicos). 

Ramón y Cajal descubrió, con los medios de que disponía por aquel entonces que nada tienen que ver con los que se disponen hoy en día gracias a la evolución de la ciencia, que el cerebro humano estaba formado por células únicas e independientes, las neuronas

dibujos ramon y cajal
Dibujos realizados por Ramón y Cajal

Este descubrimiento le hizo plasmar su Doctrina de la Neurona, haciéndose acreedor del título que le ha sido concedido gracias a los aportes al estudio del cerebro humano, como el padre de la Neurociencia, esa especialidad multidisciplinar que engloba una serie de ciencias como la psicología, fisiología, biología, antropología, y un largo etcétera. 
Hemos encontrado un documental sobre este célebre científico español promocionado por la Sociedad Española de Neurociencia (SENC) que hemos querido compartir con nuestros lectores, a la vez que rendimos un sencillo homenaje desde Fragmentos Coetáneos a una de las mentes más brillantes de todos los tiempos.


Esperamos que haya disfrutado del documental y esto le lleve a descubrir algo más sobre la calidad humana y profesional con la que trabajan los científicos españoles, profesionales sin los que el ser humano no habría evolucionado jamás. Sirva esta entrada de homenaje para todos ell@s.


Las emociones humanas. Cuáles son las Emociones Primarias.

A pesar de haber decidido poner como título de esta entrada “las emociones humanas”, no deja de ser una postura adoptada por el ser humano, ya que las emociones están alojadas en la parte media de nuestro cerebro, el conocido como “cerebro mamífero” (McLean, 1952), con lo cual, querido lector, habrá llegado a la conclusión de que las emociones no son patrimonio único del ser humano. Pero lo que sí nos diferencia del resto de animales, es que tenemos la posibilidad de conocer y aprender sobre nuestras emociones y el camino por el que nos conducen en determinadas situaciones, que no deja de ser otro que la mera supervivencia del individuo.

En primer lugar vamos a enumerar las emociones que los científicos han identificado como primarias. Nos referimos a aquellas emociones que están directamente relacionadas con la adaptación del organismo al entorno, son universales, es decir, compartidas por todos los seres humanos, y tienen una serie de cambios a nivel fisiológico y cognitivo propio. Estas emociones son la SORPRESA, MIEDO, IRA, ALEGRÍA, TRISTEZA y ASCO.

Comenzamos por la SORPRESA: Es la emoción que nos prepara para reaccionar ante algún evento que percibe nuestro cerebro a través de los sentidos. Suele presentarse antes de adoptar cualquiera de las otras emociones, bien primaria o secundaria. Su función es conducirnos hacia la situación que se nos presenta explorando nuestro entorno.
cara sorpresa


MIEDO: Si la sorpresa nos preparaba para afrontar la nueva situación, el miedo nos prepara para anticipar un estímulo aversivo, es decir, una situación en la que exista un peligro o un amenaza. Su función principal es la protección del organismo.

IRA: Esta emoción viene caracterizada en que nos prepara para una acción en concreto, a pesar de que todas las emociones tienen el objetivo de preparar para la acción, esta consiste en orientar al organismo hacia el ataque. El ataque puede llevarse a cabo de una manera física o verbal, como es el caso del ser humano. Su principal función es la autodefensa.

ALEGRÍA: La alegría es la emoción de la felicidad por antonomasia. Nos sentimos llenos de energía para realizar cualquier acción o meta. Su función principal es crear un sentimiento de afiliación con nuestros semejantes.

TRISTEZA: Cuando necesitamos reorganizar nuestro organismo, se hace necesario que esta emoción aparezca en primer plano y se haga cargo de reconducirnos nuevamente a un estado de equilibrio. Su principal función es la reintegración de nosotros mismos con respecto al entorno.

En último lugar describiremos el ASCO: Es una reacción de nuestro cuerpo a un estímulo que nos produce repulsión. Esta emoción nos ayuda a mantener nuestro organismo sano, por lo tanto, podemos decir que su función es el rechazo.
Este es un brevísimo resumen de las emociones primarias que nos ha otorgado la naturaleza para poder adaptarnos y desarrollarnos en nuestro entorno de la manera más eficaz. Por este motivo se hace necesario conocer las reacciones que tiene nuestro cuerpo cuando se nos presentan cada una de estas emociones, porque no hay nada más importante para crecer como persona que el conocimiento de uno mismo.

Remitimos al lector a que eche un vistazo a la extensa bibliografía que existe sobre el tema de las emociones y en especial a toda la información sobre el término que acuñó Daniel Goleman (1996), Inteligencia Emocional.

Esperamos que haya disfrutado de esta entrada y no dude en dejar su comentario, estaremos encantados de contestarle.

Un saludo

FUENTES: http://www.psicoactiva.com; http://antroporama.net; Fernández Abascal, E, Psicología de la Emoción (2010) 

Cortometraje PSICÓPOLIS

Queremos compartir con ustedes un vídeo que nos ha parecido muy interesante desde el punto de vista de la psicología social. Hemos traído hasta nuestra web un cortometraje titulado PSICÓPOLIS, dirigido por Miguel Mérida, un joven director que debutó en el mundo del cortometraje con este vídeo que vamos a ver a continuación.
El corto trata sobre un profesor de psicología que se dispone a impartir una clase a sus alumnos. Dicha clase versa sobre psicología social y cómo nuestro entorno, en especial las personas que nos rodean, ejercen tal control sobre nuestras conductas que lleva al profesor hasta el extremo de aventurarse a decir que “la realidad es una construcción social”.

No desvelamos más sobre el vídeo, esperamos que disfruten con él. Tengan bien seguro que a ninguno le dejará indiferente.

Un saludo, no se olviden de dejar sus comentarios