Gordon Willard Allport y su Teoría de los Rasgos

Tal día como hace más de un siglo, nació uno de los personajes más influyentes en el ámbito de la psicología. No referimos a Allport, un psicólogo nacido en EEUU el día 11 de Noviembre de 1897, que se trasladó a Europa para desarrollar su carrera, pasando por Turquía, donde dio clases de inglés y psicología.
Allport





Este personaje tuvo una clara influencia en el posterior desarrollo de la psicología humanista, es decir, la psicología basada en la persona como ser humano, en contraposición a la predominancia del conductismo más exacerbado que imperaba en aquella época.

Su trabajo estuvo enfocado en la personalidad del individuo, tanto así, que uno de sus trabajos más conocidos es la Teoría de los Rasgos. En su libro “Personalidad: una interpretación psicológica” (1937), nos muestra la definición de personalidad como: 

la organización dinámica dentro del individuo de aquellos sistemas psicofísicos que determinan su adaptación al ambiente.”

No cabe duda que la aportación de Allport a la psicología de la personalidad es muy importante, dejando plasmado su trabajo en argumentos como que la personalidad es una herramienta que tenemos cada uno de nosotros, con la salvedad de ser diferente y totalmente individual en cada persona.
Allport, no coincidía con Freud ni con el Conductismo en el estudio del ser humano, ya que nos propone que las personas no están controladas por factores externos o innatos, teniendo por tanto, la posibilidad de elegir la forma en se comportan.



Pasemos ahora a desarrollar brevemente la Teoría de los Rasgos propuesta por Allport:


Bien, esta teoría se compone de tres rasgos considerados como la base de la personalidad humana:
  • Rasgo Cardinal: es la piedra angular de la conducta de una persona, es decir, el fundamento que empapa toda la conducta humana. Son los rasgos de personalidad que definen la vida de una persona y que están presentes en todos sus actos. no todas las personas desarrollan estos rasgos
  • Rasgo Central: este rasgo es de un ámbito más reducido que el anterior, siendo un rasgo general que caracteriza la conducta de una persona. Se diferencia con el anterior en que estos rasgos son más básicos y menos generalizados, formando nuestra conducta habitual. Ejemplo: “es un tío listo”
  • Rasgo Secundario: Son aquellos rasgos que cumplen un objetivo en determinadas circunstancias. Como ejemplo de este rasgo puede ser si te gusta un determinado tipo de bebida o no, como el alcohol.
Enumerados los rasgos que Allport detalló en su Teoría de los Rasgos no vamos a entrar en el extenso trabajo que elaboró este gran personaje, que aún hoy en día se estudia en las facultades de Psicología de todo el mundo, dejando a nuestro lector abiertas las puertas para descubrir más sobre este psicólogo al que hoy dedicamos nuestra entrada como homenaje a la labor desarrollada para la PSICOLOGÍA.

Como siempre, desde Fragmentos Coetáneos esperamos que le haya resultado de su interés.

Un saludo.
Fuentes: http://www.psicologia-online.com, http://www.elpsicoasesor.com, Schultz, D. P., & Schultz, S. E. (2002). Teorías de la Personalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s