La dificultad de orientarse en el espacio y la heminegligencia visual

Este cuadro neurológico también es conocido con el nombre de negligencia unilateral y es debido a la lesión en una zona concreta de la corteza cerebral, mayormente localizada en los lóbulos parietal y occipital.
lobulos cerebrales

El cuadro médico que presenta la persona está definido por la dificultad para orientarse en el espacio y responder a los estímulos que se encuentran en el lado opuesto del cerebro donde tiene la lesión, es decir, la persona afectada por la heminegligencia visual no es capaz de “ver” la mitad del espacio que tiene enfrente. 
En estudios realzados a pacientes con este tipo de lesión se comprueba con una sencilla prueba que consiste en copiar un dibujo en un papel en blanco como afecta al reconocimiento de su entorno. Tras esta prueba, se puede apreciar como el paciente es incapaz de reproducir el dibujo original, tan solo dibuja la mitad del mismo. 


En el ámbito clínico, en el caso de que una persona haya sufrido un accidente cerebrovascular, se realiza una prueba conocida como el test de Albert, en la que se muestra una hoja de papel con una serie de línea dispuestas por toda la superficie del mismo. Al paciente se le requiere que cruce las todas las líneas con otra línea. En el caso en que la heminegligencia sea patente, la persona evaluada tan solo tachará las líneas de uno de los lados, en este caso el del lado contralateral al de la lesión.

Ejemplo del Test de Albert

Este tipo de lesión no afecta directamente a la visión, que se podría pensar que está afectada por eso solo se percibe la mitad del entorno, pero no es así y quedó demostrado en un experimento realizado en el que se le pidió al paciente que cerrase los ojos e imaginase que se encontraba en la plaza del Duomo de Milán, lugar que era muy conocido por ese paciente. Cuando éste comenzó a describir lo que veía en su imaginación, tan solo detallaba la mitad de la mencionada plaza. En una segunda descripción tras imaginar el paciente que se encontraba en el lugar opuesto de la plaza, dio todo tipo de detalles, esta vez, sobre la otra mitad de la plaza que no dio en la primera ocasión, es decir la parte que ahora se encontraba en su campo visual contrario al anterior. Con lo cual este experimento demostró que no era un problema de visión si no más bien de un problema de percepción del espacio, siendo el lóbulo parietal una pieza clave en dicha relación con nuestro entorno.



A continuación podemos ver otros ejemplos de dibujos realizados por personas afectadas con heminegligencia visual:


heminegligencia visual

heminegligencia visualheminegligencia visual

Esperamos que le haya resultado de utilidad esta pequeña breve introducción a la heminegligencia visual y no dude en dejar sus comentarios.

Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s