Relación entre síndrome de dependencia afectiva y la violencia de género

En este mundo globalizado en el que nos ha tocado vivir en el que existe una igualdad en cuanto a derechos y deberes entre hombre y mujeres, derechos que se han ido ganando con la lucha constante por parte de muchos colectivos hasta llegar a equiparar ambos sexos, existe una lacra social, un problema que afecta a todas las personas pero en especial a las mujeres. Se trata de la violencia de género. Este problema que soportan muchas mujeres hoy en día, necesita una intervención combinada en la que colaboren varias instituciones públicas (policía, servicios sociales, médicos, etc), así como hacer necesario a los dos partes involucradas en este tipo de violencia, tanto al hombre como a la mujer.

En esta ocasión vamos a enfocar la redacción de este artículo a uno de los obstáculos que impiden a al mujer separarse de la persona que le ha ce daño, se trata del síndrome de dependencia afectiva

sindrome dependencia afectiva

Este trastorno está caracterizado por la manifestación de comportamientos adictivos en la relación interpersonal basado en una asimetría de roles, en lo referente a la mujer y al hombre, y una actitud dependiente en relación al sujeto del que se depende.

Podemos identificar tres componentes generales: 
  • Componentes adictofílicos: asemejan al dependiente con un adicto convencional e incluyen aspectos como la dependencia afectiva con subordinación sentimental, craving o anhelo intenso de la pareja o síntomas de abstinencia en su ausencia.
  • Componentes vinculares: (patología de la relación) que incluyen apego invalidante con menoscabo de la propia autonomía o del estilo relacional.
  • Componentes cognitivoafectivos: (psicología asociada) que incorpora mecanismos de negación y autoengaño o sentimientos negativos.
Estos componentes hacen que la mujer que sufre la violencia de género, de por si es difícil intervenir en esta situación que normalmente se desarrolla en un ámbito privado, es decir, en el hogar, hacen de ella una persona carente de autonomía y autoestima, debido al apego excesivo que sufre por su agresor, llegando al punto de perdonar hasta la más violenta agresión.
Acceder a la intervención de la mujer que se encuentra encerrada en este círculo cerrado es muy difícil desde el punto de vista de los profesionales, por el motivo que exponíamos anteriormente, al desarrollarse en el hogar.



Para ello se ha llevado a cabo el desarrollo de una serie de ítems que pueden facilitar el acceso a la información sobre la situación que puede estar viviendo una mujer que pueden tener predisposición a sufrir el síndrome de dependencia afectiva. A continuación exponemos algunos de ellos:






  • Necesidad extrema de buscar continuamente relaciones de pareja, planteándose la vida siempre al lado de alguien.
  • Necesidad excesiva de estar en continuo contacto con la pareja, aún en las situaciones más inapropiadas, siempre y cuando no sea una actitud puntual derivada de problemas cotidianos, toma de decisiones o asunción de responsabilidades inmediatas.
  • Elección frecuente de parejas hedonistas, egoístas, presuntuosas y hostiles, a las que se idealizas con sobrevaloraciones constantes de sus ¿cualidades?
  • Subyugación a la pareja como medio de congraciarse con ella, lo que lleva al desequilibrio de la relación.
  • Anteposición de la pareja sobre cualquier otra cosa, desatendiendo familia, amigos, trabajo y, como no, las propias necesidades.
  • Terror ante una posible ruptura, aunque la relación sea un auténtico ‘vía crucis’, con intentos desesperados de reanudarla si finalmente se rompe.
  • Autoestima por los suelos, con inconsciencia de las cualidades personales o minusvaloración de la propia persona.
  • Obsesión por agradar a los otros, sacrificando los deseos personales en favor de impresionar con actos a los demás.
  • Pavor ante la perspectiva de soledad.

Para descargar la presentación de la investigación llevada a cabo por Sirvent y Moral pulse en este enlace.

Veamos una serie de vídeos en los que nos exponen ejemplos sobre varios tipos de violencia sobre la mujer.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, por medio de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, presta el Servicio telefónico de información y de asesoramiento jurídico en materia de violencia de género, a través del número telefónico de marcación abreviada 016.


Esperamos que les haya gustado la información expuesta en esta entrada. 
Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s