Qué es el Trastorno Explosivo Intermitente

En esta entrada vamos a tratar un trastorno que está definido en el DSM en su apartado de de trastornos del control de impulsos, que se cree que está asociado a varios factores entre los que destacamos la alteración de los niveles hormonales de la serotonina e insulina, a un metabolismo pobre de la corteza prefrontal y una mayor actividad de la amígdala.

trastorno explosivo intermitente



En este trastorno, la persona que lo padece sufre una serie de episodios aislados de impulsos agresivos, que suelen dar como resultado conductas violentas hacia los demás o de destrucción de los objetos que se encuentran en su entorno, ya que reacciona de una manera descontrolada y excesiva lo que le lleva a sentir una sensación de alivio durante el arranque de la ira. Tras esta explosión, la persona en numerosas ocasiones siente remordimientos y sentimientos de culpa por las acciones llevadas a cabo durante el estallido de emociones en el que se ve envuelta.





Para diagnosticar este tipo de alteración en el control de impulsos, el DSM-IV nos marca una serie de criterios que se tienen que dar en la persona para poder ser diagnosticada con el Trastorno Explosivo Intermitente. Entre ellos nos encontramos:
  • Varios episodios aislados de dificultad para controlar los impulsos agresivos, que dan lugar a violencia o a destrucción de la propiedad.
  • El grado de agresividad durante los episodios es desproporcionado con respecto a la intensidad de cualquier estresante psicosocial precipitante.
  • Los episodios agresivos no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., trastorno antisocial de la personalidad, trastorno límite de la personalidad, trastorno psicótico, episodio maníaco, trastorno disocial o trastorno por déficit de atención con hiperactividad) y no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, medicamentos) o a una enfermedad médica (p. ej., traumatismo craneal, enfermedad de Alzheimer).

ira

El Trastorno Explosivo Intermitente conlleva una terapia o tratamiento que consiste en el uso de técnicas cognitivo-conductuales, la cual se basan en el aprendizaje del control de impulsos así como aprender a identificar el inicio un arranque desproporcionado de ira que pude desembocar en una explosión de agresividad y violencia. También es necesario intervenir en el control de estrés usando técnicas de relajación, que ayuden a la persona a poder reconocer los síntomas de este trastorno antes de llegar a la mencionada explosión de agresividad. 

Existen ocasiones en la que la persona, tras sufrir una de estas situaciones de agresividad desmedida, evita responsabilizarse de la conducta manifestada como mecanismo de defensa, mecanismo que utiliza para evitar reconocer la falta de control sobre sus impulsos. Este es el mayor obstáculo que puede presentar la persona afectada a la hora de comenzar la terapia. Por lo tanto se hace necesario, en primer lugar, que la persona sea consciente de la dolencia que padece.

A continuación podemos ver resumido este trastorno en un vídeo. Esperamos que sea de su agrado esta entrada así como dejen sus comentarios.

Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s