Test de inteligencia

Según su definición, la palabra inteligencia tiene una multitud de significados muy variopintos dependiendo del contexto donde se utilice. Desde un punto de vista psicológico la vamos a definir como la capacidad de un organismo para adaptarse a su entorno de la forma más ventajosa para su supervivencia. Inmerso en esta definición  nos encontramos varios conceptos como pueden ser el aprendizaje, la capacidad de resolver problemas y comprender y elaborar la información que percibimos a través de nuestros sentidos.

Pues bien, la inteligencia y su investigación es algo que ha ocupado gran parte de la vida del ser humano desde sus más prontos inicios. Nos encontramos con que ya los antiguos filósofos griegos, los cuales estudiaban la mente humana, hasta la actualidad en que la inteligencia es estudiada por diferentes ramas de las ciencias de la salud, como es el caso de la psicología. 
Durante este tiempo, su estudio ha sufrido un profundo cambio, con la aparición de la psicología experimental allá por finales del siglo XIX, hasta nuestros días, con las nuevas técnicas de neuroimagen, que nos permiten el estudio sobre el funcionamiento de la cuna de nuestra inteligencia y nuestras emociones, el cerebro.


Hay un dato, resultado de medir la inteligencia, el cociente intelectual, que no es ni más ni menos que que el porcentaje de personas que son más inteligentes que la persona sometida al test.

La inteligencia se ha estudiado y medido a lo largo de los años mediante una serie de pruebas creadas para tal efecto. El creador del primer test de inteligencia fue Alfred Binet, que utilizó esas pruebas para evaluar a los niños que mostrasen pruebas de sufrir un retraso en su desarrollo cognitivo. 
Tras ese test hubo otros autores que realizaron unos test para cubrir las necesidades a nivel cognitivo que requerían a los aspirantes a cierto puesto de trabajo, por ejemplo, el test de matrices progresivas de Raven.

Ejemplo de matriz del test de Raven.

Aquí hay un ejemplo del mencionado test de Raven, que sirva como mero pasatiempo ya que para medir realmente la inteligencia de una persona es necesario administrar una serie de  baterías de test normalizados que indiquen con un porcentaje, el lugar que ocupa la persona evaluada en una determinada gráfica con respecto a los demás. 
Aun existiendo dichas pruebas para “medir” el cociente intelectual de una persona, a día de hoy sigue habiendo cierta controversia a la hora de describir con exactitud lo que es la inteligencia y los múltiples campos a nivel cognitivo que abarca y, por ende, un cierto halo de subjetividad que cubre a estos test, por muy normalizados que estén.

Un comentario sobre “Test de inteligencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s