El TDAH: enfermedad real o ficticia

Polémica es lo que han creado las supuestas declaraciones aparecidas en una revista alemana del psiquiatra, Leon Eisenbergque instauró las bases de un trastorno en niños llamado, en sus inicios, “reacción hipercinética de la infancia” lo que con el tiempo pasó a denominarse con el nombre que se conoce actualmente: Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad.


Este trastorno viene determinado por una conducta del individuo con una serie de características como son una distracción moderada a grave, inquietud motora, periodos de atención breve, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Este trastorno que se desarrolla en la infancia, descrito por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su  capítulo trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia, está siendo cuestionada su verdadera existencia en multitud de páginas y blogs por esas supuestas declaraciones de Eisenberg en el diario alemán Der Spiegel, cuyo contenido íntegro podemos leer en este artículo, el cual ha sido la base de las citadas polémicas.


Para poder ser diagnosticado un niño con TDAH se debe seguir un determinado procedimiento aplicando una serie de pruebas médicas y clínicas. 

A pesar de ser uno de los trastornos más investigados en las dos últimas décadas, los profesionales no tienen una prueba definitiva que diagnostique el TDAH.  



Siguiendo con el protocolo de actuación para su diagnosis nos encontramos en primer lugar una las
pruebas médicas:
– Realizar unos análisis tanto de orina como de sangre.
– Pruebas de audición y visión.
– Medida de la tensión arterial.
– Encefalograma y/o escáner cerebral.
Todas ellas con el objetivo de descartar otras posibles patologías.

En cuanto a las pruebas clínicas nos encontramos con las siguientes:
– Una entrevista con el niño, otra con los padres y otra con los profesores.
– Evaluación con el WISC, WIPPSI o actualmente con el WAIS, en caso de tratarse de adolescentes o adultos, debido a la modificación de la edad de este trastorno en el recientemente publicado DSM-V.
– Test de Percepción de Diferencias, conocido como el test de las caras.
– Test de atención D2.
– Cuestionarios a rellenar por parte de padres y profesores.
– EDAH y EMTDA.

Tras esta pequeña introducción en el mundo del TDAH cada uno puede sacar sus propias conclusiones en cuanto a la información facilitada por el arriba mencionado diario alemán y las supuesta declaraciones del psiquiatra que “desenmascaró” el TDAH. Éste lo que viene a decir en dicha publicación es la sobrediagnosticación del trastorno, que está dando lugar a la medicación de niños y no que era una “enfermedad ficticia”. 
Que se hagan públicas estas supuestas declaraciones de un señor que ha dedicado la mayor parte de su vida a la investigación del TDAH, siendo publicado el mencionado artículo en junio de 2012 y con la reciente aparición del nuevo DSM-V y las polémicas suscitadas, pone en duda la veracidad y el oportunismo de la noticia.

Lo que sí es necesario es un mayor desarrollo e inversión en la investigación del TDAH para poder obtener unas pruebas fiables que puedan ser aplicadas por los profesionales de la psique, y de esta forma poder cosechar unos diagnósticos fidedignos con  los que poder comenzar la intervención oportuna en la persona afectada, ya que tenemos en nuestras manos el futuro y la salud de nuestros hijos, hermanos, etc. y con eso: NO SE JUEGA.

A continuación un breve documental sobre el TDAH de la Fundación CADAH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s