Publicación DSM-V

Tras la presentación en sociedad de la nueva edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales quinta edición, conocido por sus siglas en inglés como DSM-V, que se celebró en San Francisco el pasado 18 de mayo, no ha estado exenta de ciertas polémicas y duras críticas por parte de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, debido a algunos cambios en dicho manual, con los cuales no están muy conformes algunos sectores profesionales.

Portada DSM-V en versión inglesa.



A pesar del revuelo causado ante las críticas no podemos obviar que se trata de un manual de referencia  a nivel mundial como apoyo para el diagnóstico, consulta y evaluación de los trastornos mentales que se presentan en las manos de los profesionales de la psique.

En España, según algunos medios consultados, la publicación está prevista para finales de 2013 o principios de 2014, teniendo en cuenta que aun no ha comenzado su traducción al castellano.

Ahora exponemos brevemente algunas de las modificaciones que se han plasmado en el manual. Entre ellas una de las más criticadas en la referente al Trastorno Autista, Trastorno de Asperger, Trastorno Desintegrativo Infantil y el Trastorno del Desarrollo No Especificado pasarán a la misma categoría englobándose en el Trastorno del Espectro Autista (TEA), omitiendo el Trastorno de Rett, por la brevedad de los síntomas autistas.


La incorporación de los Trastornos Neurocognitivos, diferenciando entre Mayor y Menor, cuyos síntomas son una disminución significativa de sus capacidades cognitivas, y la inclusión de los Trastornos Adaptativos en el apartado de los Trastornos de Estrés Post-Traumáticos, así como el Trastorno por Atracón, Trastorno de ExcoriaciónTrastorno de Acaparamiento y el Trastorno Disfórico Premenstrual.
Se incluyen el Trastorno de Estado de Ánimo Disruptivo y No Regulado, presente en niños con frecuentes episodios de descontrol de conducta, evitando así que se les diagnostique con Trastorno Bipolar, lo que ello supone en cuanto a la posterior intervención.
En el Trastorno por Déficit de Atención se incluye el diagnóstico en adultos, así como también la modificación de la edad en que aparecen los síntomas en niños, siendo anterior a los doce años.
En cuanto al Trastorno Depresivo Mayor se incluyen dos categorías para una identificación más exacta de las ideas suicidas: el desorden del comportamiento suicida y la autolesión no suicida.

Como exclusiones en referencia a la anterior edición del manual nos encontramos entre otros el Trastorno de Identidad de Sexo, el Trastorno de Duelo, si no sobrepasa los dos meses y el Trastorno de Hipersexualidad.

Esperemos que no se demore mucho la llegada a España de este manual tan práctico, a pesar de las controversias que ha desatado, como todo cambio que se produce en un manual profesional del rango del DSM.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s